Los directores

Antoni Pérez Moya (1884-1964)

El primer director de la Schola Cantorum de la Universitat de Barcelona (1940-1949). Músico, compositor y director coral nacido en Valencia el 13 de junio de 1884. A partir de los cinco años ya residió en Barcelona con su familia. A los once ingresó en la escolanía de la Mercè de la cual sería maestro así como organista de la Basílica.

Dirigió la Schola Cantorum de Sant Miquel y un coro de reclusos preventivos en la Prisión Celular de Barcelona, entre los cuales había "El Noi del Sucre". Desde el año 1920 y hasta que desapareció el coro, Pérez Moya dirigió el prestigioso Orfeó Montserrat de Gracia, nacido en el seno del Centre Moral. Pérez Moya dirigió, también, el Orfeó de Sants, armonizó gran número de melodías populares catalanas y compuso canciones originales, sardanas y una amplia producción de música religiosa. Murió el día de Sant Medir de 1964.

Ernest Cervera i Astor (1896-1972)

Fue el segundo director de la Schola desde el año 1949 hasta 1965. También fue subdirector del OrfeóGracienc entre los años 1917 y 1922. Fue uno de los fundadores de la Asociación Íntima de Conciertos de los cuales fue también secretario y de la Revista Catalana de Música. Durante su estancia en Santiago de Cuba creó el Orfeó Català de Cuba, fundó y dirigió el Conservatorio Cervera y fue director de la Orquesta Sinfónica. El año 1931 volvió a Barcelona y se dedicó a la enseñanza musical a varias instituciones y en el Conservatorio del Liceo.

Autor de música vocal, para piano y para cobla y de armonizaciones de piezas tradicionales, su última composición fué la cantata infantil Pere sense por que le fue encargada por el SCIC para su VI Encuentro de Corales Infantiles. Se le conocen dos sardanas, Agredolça y La Nit, y entre su amplio catálogo de armonizaciones corales podemos encontrar piezas tan conocidas como El Noi de la Mare, Nit de Vetlla o el Fum, fum, fum

Jeroni-Miquel Alsina i Bes (1937-2007)

Fué el subdirector de la Schola en la época del maestro Cervera y más adelante, debido la avanzada edad del maestro, asumió la dirección hasta el año 1967. Nacido en Barcelona el 21 de diciembre de 1937, la afición por la música le llegó de bien pequeño, a pesar de la ausencia de músicos en su familia. A los 8 años inició los estudios de musicales en la Escuela de Música de Barcelona (actual Conservatorio Municipal de Barcelona), a escondidas de sus padres.

Siguió con los estudios de música gracias a las becas que sus buenas calificaciones le consiguieron. A los 13 años fue noticia en la prensa de la época como brillante alumno de música. Sus instrumentos serían el piano y el violonchelo. Tuvo alumnos particulares de música desde los 14 años. En esta época pudo asistir con su gran amigo violoncelista Pere Busquets a las clases magistrales que el maestro Pau Casals impartía en Prada de Conflent. Fue profesor de música en el Instituto Ausiàs Marc. A los 21 años opositó y ganó la catedra de música al nuevo Conservatorio de Música de Ourense.

Como director de coral también dirigió la Sociedad Coral La Floresta, en la década de los años 60, y como director de orquesta dirigió la Orquesta de Cámara Don Bosco (del Círculo Don Bosco de los Salesianos) entre los años 1956-1960, y la Orquesta de Cambra Pro-Art de Barcelona en la década de los 80.

Hombre polifacético, cursó también estudios universitarios de Matemáticas, Química y Magisterio. El año 1968, después de años de docencia particular y en diversas academias y escuelas, creó su propia escuela: las Escuelas Mogli, de las que fué el director durante 20 años, hasta su jubilación. Murió el 21 de febrero de 2007, a los 69 años de edad, después de luchar 6 años y medio contra el cáncer. Jeroni-Miquel Alsina y Bes fué siempre un gran melómano y la música siempre le acompañó, tanto profesionalmente como en su vida privada.

Francesc Bonastre i Bertran (1944-2017)

Fue el cuarto director de la Schola entre los años 1967-1972. Formado musicalmente con Francesc Tàpies. Doctor en Filología Románica en la Universidad de Barcelona, con una tesis sobre las verbetas (tropos de música litúrgica medieval) dirigida por Martí de Riquer, que consiguió en 1970 el I Premio Extraordinario. Entre 1969-1972, se especializa en musicología barroca en el Instituto Español de Musicologia del CSIC, con Miquel Querol. Obtiene el Premio Nacional de Musicología en 1976 (Ministerio de Educación y Ciencia).

Autor de cerca de ciento cincuenta publicaciones científicas sobre musicología, publicadas en diversas revistas nacionales e internacionales; hay que destacar las ediciones críticas de los dos oratorios más antiguos de la península y la de la primera ópera española conservada (Celos, aun del aire matan, texto de Pedro Calderón de la Barca y música de Juan Hidalgo). Cofundador de la Sociedad Catalana de Musicología en 1973; Director -at large de la International Musicological Society entre 1992-1997.Catedrático de Musicología de la Universidad Autónoma de Barcelona y director del Instituto de Musicología "Josep Ricart i Matas", dónde creó la revista Recerca Musicològica, la colección Quaderns de Música Històrica Catalana, y ha organizado treinta tres simposios y congresos internacionales. Miembro Numerario de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de Sant Jordi (Barcelona), de la cual es Presidente de la Sección de Música, y Correspondiente de la de San Fernando (Madrid).

Con nuestra entidad hizo el estreno de la Pasión según Sant Lucas de G. Telemann en 1970. Fundó y dirigió el coro Gaudium Musicae (1975-1985), dedicado a la interpretación del repertorio barroco hispánico. Dirige el grupo Mapa Harmonico (música hispánica del barroco, con especial atención al barroco catalán).

Es autor de más de cincuenta composiciones, entre ellas: Suite Montblanquina (1963), Joglaresques (1967), Homenatge a Lola Anglada (1984), Creixell, mar blau (1994), el ciclo de canciones Amoroses (1998), Cantata de Nadal (2002), Galeria d'impressions (sobre la obra pictórica de Martínez Lozano,2003), las cantatas: Glosas del peregrino (sobre el Llibre Vermell de Montserrat, 2004), y El túmulo de Altisidora (texto de Miguel de Cervantes, cap.LXIX del Quijote, 2005) ...

Carles Gumí i Prat (1963)

Es el actual director de la Schola Cantorum desde el año 2002, fecha de la refundación. Su interés por las ciencias naturales hace que curse estudios de geología en la Universidad de Barcelona y paralelamente estudia percusión y composición en el Conservatorio Superior Municipal de Música de Barcelona (CSMMB).

Se inicia en la dirección a través de los cursos organizados por la Federación Catalana de Entidades Corales (FCEC), posteriormente prosigue estudios en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMuC) y obtiene el Título Superior en la especialidad de Dirección de Orquesta.

Ha sido director de la Coral de Geología de la Universidad de Barcelona, ​​del Coro de la Universidad de Barcelona y actualmente dirige la Schola Cantorum Universitaria Barcinonensis. Ocasionalmente ha dirigido varios coros dentro y fuera de Cataluña.

Desde el año 2002 es el director titular de la Orquesta Universidad de Barcelona (OUB) con la que mantiene una programación estable dentro del Ciclo de Música en la Universidad.

Entre las formaciones que ha dirigido cabe mencionar: la Banda Sinfónica de la Unión Musical del Bages, la Orquesta Filarmonía Hekàteros, la Orquesta Sinfónica Ciudad de Ibiza (OSCE), la Orquesta del Conservatorio Superior de Música del Liceo, la Orquestra Nacional de Cambra d’Andorra (ONCA) y la Joven Orquesta de la Radio Televisión de Australia (SBS Youth Orchestra). Ha sido director asistente de la Orquestra de Joves Intèrprets dels Països Catalans (OJIPC) y actualmente realiza una labor docente al frente de la Orquesta Andreví del Conservatorio Profesional de Música de Cervera.

Su labor creativa queda reflejada en una cantidad importante de obras estrenadas dentro y fuera de Cataluña y en varias obras publicadas y grabadas. En el extranjero, sus obras han sido estrenadas en Francia, Italia, Grecia, Hungría, Chequia, Lituania, Argentina y Estados Unidos. Asimismo, sus composiciones han sido galardonadas en diferentes ocasiones. Las obras para coro tienen un peso importante dentro de su catálogo y a menudo recibe encargos para componer.